EL AYUNO INTERMITENTE

4092

El ayuno intermitente ya es un estilo de vida optado por muchas personas tanto nutriólogos, deportistas de elite, gente que escucho sobre ella y solo se deja llevar por las recomendaciones científicas y de sus influencers de moda, en fin, muchas son las causas.

Personalmente lo recomiendo. Sin embargo, no es una vía de escape para bajar de peso abruptamente, ya que eso no es saludable por muchos factores y variables que tenemos que tener en cuenta. No obstante, si lo recomiendo como una herramienta a añadir según tu estilo de vida, donde puedes ahorrar tiempo al limitar la obsesión por los horarios de comida, aprovechar sus beneficios fisiológicos, limitar la ingesta calórica de forma automática, entre otros.

Así que, teniendo todo lo expuesto en mente, comencemos desde el principio.

¿QUÉ ES EL AYUNO INTERMITENTE?

El ayuno intermitente consiste en períodos de ayuno corto o largos, con el objetivo de flexibilizar nuestro metabolismo y, si nos sobra algo de grasa, ayudar a acabar con ella. Existe evidencia de casos en los que ayuda a perder grasa, en ese aspecto el ayuno intermitente es una ayuda mas no una solución mágica. Lo principal siempre será cuidar tu alimentación: si te hinchas de comida procesada o frituras en general, el ayuno no va a hacer que mágicamente sus efectos queden anulados.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DEL AYUNO INTERMITENTE?

No son pocos y todos parecen tener buen respaldo científico.

  • Aumenta el SIRT3, la proteína de la juventud y reduce la mortalidad.
  • Favorece la autofagia, otro de nuestros sistemas antienvejecimiento (detalle). También en el cerebro (estudio).
  • Reduce indicadores de inflamación.
  • Reduce los triglicéridos y mejora el perfil lipídico (estudio, estudio, estudio, estudio).
  • Mejora la plasticidad neuronal.
  • Limita el crecimiento de células cancerígenas y hace más tolerable la quimioterapia.
  • Promueve la pérdida de peso reteniendo la masa muscular.

Uno de los beneficios más importantes es que el cuerpo “aprende” a usar las grasas como combustible, algo que tiene prácticamente olvidado, ya que está acostumbrado a un constante suministro de azúcares cada pocas horas.

¿QUÉ TIPOS DE AYUNO INTERMITENTE EXISTEN?

Existen varios tipos de ayuno intermitente. Dos de ellos son los más ampliamente utilizados por su sencillez.

AYUNO 16/8:

Es el más sencillo, llevadero y recomendado para todos. Para los primerizos con el ayuno intermitente, el ayuno 16/8 es el más recomendable antes de atreverse con más. Básicamente consiste en ayunar al menos 16 horas al día y comer dentro de las 8 horas restantes. En la práctica, es saltarse el desayuno o la cena. Un ejemplo seria, digamos a las 21:30, saltarte el desayuno del día siguiente y a las 13:30 ya podrías comer.

AYUNO 24H:

Más sencillo aún de explicar. 24 horas sin comer, sin más. Desayunas hoy a las 8:00 y hasta mañana a las 8:00 no comes nada.

En ambos casos, durante el ayuno se permite tomar café (sin azúcar ni leche, claro), te y otras infusiones y por supuesto, agua.

Como puedes ver muchos son los beneficios en cara al ayuno intermitente. Sin embargo, tienes que tener en cuenta que cada cuerpo es un mundo diferente, y si quieres optar por esta práctica para compensar una mala alimentación, como castigo por comer en exceso o simplemente bajar de peso, no te lo recomiendo. Hay otras formas más saludables de bajar de peso.

Lo ideal si deseas bajar esos kilos de más es que te asesores con un profesional que te proporcione una alimentación con déficit calórico según tu actividad física diaria.

Eso sería todo, en otros post explicare más a detalle como el peso es una medida referencial y engañosa y como en realidad lo que importa es el índice de grasa y oxidar esta. Es pero que este post te sea de ayuda, déjame tu un me gusta si crees que te sirvió y un comentario si deseas que te resuelva alguna duda.  Hasta luego.